La crisis de suministro de piezas colapsa los talleres

La conocida crisis de los semiconductores se alargará hasta 2023.

Si bien a inicios de año las principales investigaciones apuntaban a que la crisis de los microchips podían acompañar al sector hasta finales de 2022, las predicciones podrían ser ahora distintas. Vista la crisis de suministros y según ha declarado el CEO de BMW, Oliver Zipse, a un diario suizo, la crisis de los semiconductores se alargará hasta 2023. 

El conflicto en Ucrania ha empeorado la crisis en el sector de la automoción. Afectando, así, a los concesionarios que parecía que poco a poco iban mejorando su situación. Pero el principal problema de esta falta de stock es que existen pocas empresas que se dediquen a fabricar los microchips y semiconductores. Además, las que ya existen están centralizadas en Asia. Lo que hace complicada su distribución. Se destinará una inversión pública de 11.000 millones de euros en el PERTE de microchips y semiconductores para hacer frente a la falta de stock. Y es que la falta de microchips hace que los fabricantes prioricen los coches eléctricos, retrasando más el resto.

Crisis de suministros y problemas en los talleres mecánicos

En concreto, según datos de Faconauto a OKDIARIO, la facturación de los talleres españoles se redujo un 22% en el mes de marzo, en comparación con el mismo periodo del año anterior, por el impacto del conflicto bélico, pero también por los efectos derivados de la huelga de los transportistas, que provocó la paralización de cientos de empresas por el colapso de la logística. «Hemos estado días sin recibir piezas y eso afecta al buen funcionamiento de los talleres mecánicos», recalcan.

Otro problema que está sufriendo el sector es la falta de mano de obra cualificada. «Faltan mecánicos para asumir la alta carga que registran los talleres y, lejos de mejorar la situación, prevemos que empeore con en los próximos años por la transición del vehículo de combustión al eléctrico», anuncian. Aspecto que hace que talleres de reparación de coches echen el cierre por falta de mecánicos.

Además, el aumento de los precios de la luz, el encarecimiento de los carburantes y la subida de los costes de las materias primas ha obligado a los talleres a subir el precio de sus servicios. El índice de precios al consumo (IPC) del mantenimiento y reparación de vehículos personales ha registrado un aumento en el mes de marzo hasta el 102,6%, lo que se traduce en una subida del 0,6 puntos en comparación con el mes anterior.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.