Los precios de los automóviles se encaren por encima del IPC

Los automóviles de segunda mano siguen encareciéndose más que los nuevos.

En lo que llevamos de 2022 o, al menos, hasta el mes de abril, los precios de los automóviles de segunda mano se encarecen más que los nuevos según los datos del Instituto Nacional de Estadística. El cuarto mes del año vio cómo los vehículos usados acumulaban un incremento de sus precios del 4,8%, una décima más que los nuevos.

Estos aumentos superaban, con mucho, el dato acumulado del Índice de Precios de Consumo, ya que este subía un 3,3%, un dato muy elevado pero que se quedaba muy lejos del registrado por los vehículos que siguen inmersos en su propia crisis de oferta lo que está haciendo tirar al alza de sus precios tanto en los nuevos (por la escasez de unidades) como en los de segunda mano (donde se ha trasladado gran parte de la demanda).

Si continuamos la comparación de los precios de los vehículos con la evolución del IPC volvemos a encontrar importantes contrastes en la variación mensual. Y es que mientras el índice de precios de referencia en la economía española caía dos décimas en abril frente a marzo, los precios de los VN se encarecían un 1% y más aún (un 1,2%) los usados.

Sólo en la variación anual, los precios tanto de los vehículos nuevos como los de segunda mano aún se muestran algo más contenidos que el IPC, pues mientras éste crecía un 8,3%, los precios de los VN subían un 6,2% y los VO, un 5,3%.

Los precios de los automóviles se encarecen

Tanto en el caso de los precios de los automóviles de nueva matriculación como en los de segunda mano, estos datos suponen todo un récord histórico, ya que nunca, al menos desde 2017 (año desde el cual el INE ofrece estos datos) habían registrado unas cifras similares.

De este modo, las subidas mensuales del 1 y el 1,2% nunca se habían registrado en un mes de abril. Es más, los incrementos en los VN se habían movido hasta ahora entre el 0 y el 0,2%. Y en los VO, aunque también se habían movido en ese entorno, habían fijado un mínimo (-0,3% en abril de 2018 frente a su marzo) y un máximo (+0,5% en abril de 2017) más allá de ese rango.

Asimismo, mientras en abril los automóviles nuevos subían un 6,2% anual, el dato anterior más elevado era un +3,2% en abril de 2021. No obstante, lo más llamativo lo encontramos en la evolución anual de los precios de los vehículos usados: ese 5,3% de subida en abril de 2022 jamás se había visto en el mercado español.

De hecho, salvo la subida de una décima en abril de 2018 frente a un año antes, los tres ejercicios siguientes siempre se habían registrado caídas anuales en el cuarto mes del año: la más importante, un -7,4% en abril de 2021 en comparación con un año antes.