martes, abril 23, 2024

Lo último

Relacionado

El cromo hexavalente, el enemigo oculto de los coches

La Unión Europea prohíbe el material más contaminante de los coches.

Los coches que lucen un brillo metálico y elegante podrían tener los días contados. La Unión Europea ha anunciado la prohibición para la fabricación de coches que contengan un material altamente contaminante: el cromo hexavalente. Esta sustancia, que se usa para dar un acabado cromado a las piezas metálicas, es un peligro para la salud y el medio ambiente, y tendrá que ser sustituida por otras alternativas más ecológicas.

El cromo hexavalente es un metal pesado que se obtiene mediante un proceso químico que libera gases tóxicos. Estos gases pueden causar cáncer de pulmón y otros problemas respiratorios a las personas que trabajan con ellos o que los inhalan accidentalmente. Además, el cromo hexavalente es 500 veces más contaminante que el gasóleo y sus residuos pueden filtrarse al suelo y al agua, afectando a la flora y la fauna.

Decisión de la Unión Europea

La Unión Europea ha decidido poner fin a este problema y ha anunciado la prohibición del cromo hexavalente en la fabricación de coches a partir de 2024. Esta medida forma parte de la directiva REACH, que regula el uso de sustancias químicas en la industria y busca garantizar un alto nivel de protección de la salud humana y el medio ambiente. La directiva REACH se aprobó en 2017 y dio un plazo de siete años a las empresas para adaptarse a las nuevas normas y buscar alternativas más sostenibles al cromo hexavalente.

La prohibición del cromo hexavalente supone un reto para la industria del automóvil, que tendrá que cambiar sus procesos de producción y sus diseños. Algunas de las posibles soluciones son el uso de otros metales como el níquel o el zinc, o el empleo de materiales exóticos como la pizarra natural o el corcho. Estos materiales podrían ofrecer un aspecto diferente y original a los coches, sin renunciar a la calidad y la durabilidad. Algunas marcas como Renault ya están trabajando en esta línea y han introducido molduras de colores alternativos en sus modelos.

Esta prohibición no sólo afectará a los fabricantes de coches, sino también a otras industrias que lo utilizan, como la aeroespacial, la tecnológica o la del tratamiento de superficies. Asimismo, tendrá un impacto en el sector del coche clásico, que tendrá que recurrir a otros métodos para restaurar y conservar las piezas cromadas de los vehículos antiguos.

TE PUEDE INTERESAR: Reparación de abolladuras sin pintar o técnicas PDR

Artículos Populares

Optimized with PageSpeed Ninja